Francisco Varela

País:

Nacimiento: 07-09-1946, Santiago de Chile, Chile

Fallecimiento: 28-05-2001 , París, Francia

♍ Virgo


Francisco Varela fue uno de los científicos chilenos más destacados y reconocidos del siglo pasado. Varela nació en Santiago y estudió en el Verbo Divino, para luego comenzar la carrera de medicina en la Universidad Católica. A los pocos años abandonó medicina para constituir la primera generación de la carrera de Biología en la Universidad de Chile. En aquellos años, Francisco complementó su formación científica con estudios de filosofía y humanidades, lo que marcaría su constante búsqueda por establecer puentes entre el conocimiento científico y humanista. El científico practicó el Budismo a lo largo de su vida y dedicó esfuerzos en aportar una visión conjunta de la ciencia y la sabiduría oriental, lo que plasmó en el libro Un puente para dos miradas, así como la fundación del Mind and Life Institute, institución encargada de promover el diálogo entre la ciencia y el budismo. Luego de licenciarse, obtuvo una beca para doctorarse en Harvard, bajo la dirección de un futuro Nobel de Fisiología. Varela comenzaría a definir su interés por el estudio de la conciencia y el conocimiento, al que dedicaría buena parte de su vida. En 1970 regresa a Chile para integrarse como profesor titular en la Universidad de Chile. Ahí conoce a Humberto Maturana y comienza un trabajo colaborativo que años más tarde decantaría en la teoría de la autopoiesis. Varela y Maturana publicaron una serie de libros y publicaciones científicas, entre las que destaca el libro El Árbol del Conocimiento. Varela continuaría sus estudios sobre mecanismos neuronales asociados a los fenómenos conscientes. Ejerció como profesor de medicina en la Universidad de Colorado hasta radicarse en París como Director de Investigación del Centro Nacional de Investigaciones Científicas. Un cáncer hepático terminó con su vida a los 54 años, dejando algunas investigaciones inconclusas pero un gran legado a la ciencia y la humanidad.

Libros

Frases

Con frecuencia pasamos por alto que el cuerpo no es simplemente una colección de células esclavas. Cada célula satisface determinadas funciones, pero al mismo tiempo conserva toda su autonomía. Y combina ambas cosas entre sí. Nuestro cuerpo es un ordenami

Naturalmente, reconozco que debe haber un ordenamiento del mundo. Pero con ello no digo ni remotamente que éste es algo estable, inmutable, independiente, porque no lo puedo (ni debo) separar de mis acciones, de toda mi historia como especie y como sistem

En cuanto se combinan sistemas autónomos -sean estos personas, células o cualquier otra cosa- como si se tratase de unidades insumo-producto, determinadas externamente- aparece un resultado interesante: el sistema se vuelve inestable. Esto ha sido demostr

Efectivamente, pienso que lo más importante y lo más interesante de los seres vivientes es su autonomía, la que desde luego nos parece tan natural. ¿Cómo diferenciamos las piedras de los animales? Una respuesta espontánea sería: estos últimos tienen un co

Si tratamos de ver simplemente cómo ha sido construído el sistema nervioso -sin apoyarnos en supuestos dudosos- nos damos cuenta de la imposibilidad de discernir entre lo que aparece en el sistema como objeto y el tipo y modo de construcción del sistema.

Cuando el ser viviente alcanza su estado de madurez para reproducirse y dejar descendientes, su posterior evolución depende en mucho mayor grado de la coherencia interna del organismo que de cualquier otro factor

Cuando reconocemos de una buena vez, que reaccionamos como pequeñas máquinas, apretando teclas: y cuando comenzamos a percibir que hay modos individuales de desarrollo ulterior, llegamos a una confrontación más plástica, casi espontáneamentea.

No es dado al hombre saber cómo describir y explorar su experiencia así no más, no es una cuestión inmediata, es un aprendizaje

La empatía es una cualidad humana, tan humana como tener células y carne.

El mundo no es algo que nos haya sido entregado: es algo que emerge a partir de cómo nos movemos, tocamos, respiramos y comemos.

Influenciado por:

Escribir un comentario

Comentarios: