Nicanor Parra

País:

Nacimiento: 05-09-1914, San Fabián de Alico,Chile

Fallecimiento: 23-01-2018 , La Reina, Santiago de Chile

♍ Virgo

Premio Nacional de Literatura (1969)


Nicanor Parra es considerado físico, matemático, genio, poeta... o más bien antipoeta. Ciudadano ilustre de la poesía chilena y mundial.  Nicanor es el mayor de ocho hermanos pertenecientes a quizás la familia más talentosa y laureada de la cultura chilena, a la que también pertenecen su hermana Violeta Parra y el compositor y dramaturgo Roberto Parra.  Fue el único de ellos que pudo acceder a la educación superior en medio de las constantes precariedades económicas que sufrió su familia. Los Parra-Sandoval tuvieron que transitar por varias localidades de Chile movidos por la búsqueda de trabajo de su padre, profesor primario y músico bohemio, cuyos constantes períodos de cesantía se vieron acrecentados con la dictadura militar. Nicanor realizó la enseñanza secundaria en Chillán para luego realizar el último año en el Internado Barros Arana de Santiago. En ese periodo escribió sus primeros versos. Después de no concretar sus aspiraciones de estudiar en la escuela de Carabineros, entró a estudiar matemáticas y física en la Universidad de Chile. Realizó sus primeras publicaciones en la Revista Nueva que distribuían en su ex internado. Comenzó a ejercer como profesor con 23 años de edad y a esta misma edad también publica su primer poemario, que llamó la atención de ilustres escritores como Neruda y Mistral. Tras seis años como docente, gana un beca para estudiar un postgrado en física, especializándose en mecánica. Regresa a Chile para ejercer como profesor titular en la Universidad de Chile. Transcurren cerca de tres años hasta que vuelve a estudiar en el exterior, esta vez en Inglaterra. Su estadía en Europa lo pone en contacto con la literatura europea y los estudios psicoanalíticos. De regreso a Chile el antipoeta intensifica su producción literaria a partir de su obra Poemas y Antipoemas, publicado en 1954. Comenzaría con ello la internacionalización de su carrera que en las siguientes décadas lo llevaría a recorrer México y otros países latinoamericanos, para más tarde continuar por Europa y Rusia. Durante la dictadura de Pinochet, Parra manifestó su protesta contra el régimen militar de una manera sutil a través de su seudónimo El Cristo del Elqui, con el que realizó un par de publicaciones. Continuó sus críticas en los años posteriores a través Ecopoemas, en las que pretendió instalar una propuesta alternativa a la disputa ideológica de la Guerra Fría. Con el retorno de la democracia, Nicanor recibiría postergados reconocimientos que incluyeron tres postulaciones al Premio Nobel de Literatura, además de coloquios en torno a su obra y numerosas instalaciones en Santiago, como la exposición de su obra Artefactos. Parra ocuparía el sitial de renombrada figura literaria en el país para visibilizar con más fuerza su crítica social.  Sus últimos años de vida prefirió pasarlos recluido en su casa de la Reina y enviar a su querido nieto Tololo a recibir sus últimas distinciones, entre ellas el premio  Premio Miguel de Cervantes el 2011. Parra moriría 7 más tarde con 103 años a sus espaldas. Su influencia en generaciones de poetas y escritores sin duda se extenderá por mucho más tiempo que que el centenario que alcanzó a vivir.

Libros

Frases

Escribir un comentario

Comentarios: