Pablo Neruda

País:

Nacimiento: 12-07-1904, Parral, Chile

Fallecimiento: 23-09-1973, Santiago de Chile, Chile

♋ Cancer

Premio Nobel de Literatura (1971)

Premio Nacional de Literatura (1945)


Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto. Escritor, poeta, activista, político, senador, embajador. Figura central del partido comunista, incluso precandidato a la presidencia de Chile. Es difícil resumir la vida y obra de la persona de Neruda. Su sitial en el olimpo de la literatura mundial no se sostiene solamente en el Premio Nobel de Literatura que obtuvo en 1971, sino en su enorme legado admirado por sus propios pares, como lo refleja la frase que García Márquez dijo de él, ?el más grande poeta del siglo XX en cualquier idioma? Neftalí se crío en Temuco con su padre, trabajador ferroviario, y su querida mamadre, la madrastra que sustituyó a su madre, fallecida al mes de edad del escritor. Neruda realizó sus primeros escritos en revistas y diarios a los 13 años de edad. Con 16 años coge el seudónimo de Pablo Neruda y se traslada a Santiago a estudiar pedagogía en francés en la Universidad de Chile. Con 23 años, Neruda inicia su carrera diplomática que tendrá como primeros destinos Birmania, Siri Lanka, Java, Singapur, Buenos Aires, Barcelona, Madrid y más tarde México. En su pasar como cónsul entabló relaciones con escritores como García Lorca, Rafael Alberti y Octavio Paz, recibió la influencia de la corriente surrealista, se casó y divorció ilegalmente de su primera esposa Maruca y tuvo una hija que abandonó en Europa tras la separación de su matrimonio. Por esos años, Neruda conoce de cerca los horrores de la Guerra Civil Española. Forma parte del Movimiento Republicano y sus escritos se vuelven políticos y sociales. Colabora activamente en la inmigración a Chile de quienes huían de la guerra, gestionando la llegada del Winipeg Neruda regresa a Chile en 1943. Contrae su segundo matrimonio con Delia del Carril. Chile lo reconoce un par de años después con el Premio Nacional de Literatura e inicia una carrera como senador para regiones del Norte. Como militante del partido comunista, el triunfo del presidente González Videla en 1946 le podría haber supuesto buenos tiempos para su coalición, pero la represión ejercida por el presidente contra trabajadores en huelga movió a Neruda a realizar sucesivas protestas, tanto en el senado como a través de escritos públicos. Estos actos le valieron primero la prohibición de su partido, luego su desafuero y finalmente una persecución para detenerlo, forzando al poeta a la clandestinidad y el posterior exilio. Neruda transita clandestino por el sur de Chile y Argentina para luego continuar un periplo por Europa con su esposa Delia. Regresa a Chile en 1952. En años posteriores recibe diversos homenajes en actos públicos, además de recibir cargos honoríficos en instituciones académicas. Se separa de Delia del Carril y contrae matrimonio años después con su tercera esposa, Matilde Urrutia. Alzado como precandidato presidencial por el partido comunista, cede su cupo a su amigo Allende para terminar como embajador de Francia en el gobierno la Unidad Popular Coincidencia o no, el desmoronamiento del gobierno de Allende coincide con el deterioro de su salud. Neruda fallece de un cáncer a la próstata en 1973, en un Chile sumido en el escenario más triste que podría imaginar. Confieso que he vivido, diría en sus memorias el escritor.

Libros

Frases

En los ojos de luto la tierra de los sueños comienza.

La timidez es una condición ajena al corazón, una categoría, una dimensión que desemboca en la soledad

Verde era el silencio, mojada era la luz, el mes de junio temblaba como una mariposa.

Fue a ésa edad que la poesía vino en busca de mí.

Denoche sueño que tú y yo somos dos plantas que se elevaron juntas, con raíces enredadas, y que túconoces la tierra y la lluvia como mi boca, porque de tierra y de lluvia estamos hechos.

Necesito el mar porque me enseña.

La poesía es un acto de paz. La paz va en la creación de un poeta como la harina en la preparación del Pan.

Y espero por ti como una casa vacía hasta que me veas de nuevo y vivas en mí. Hasta entonces mis ventanas duelen.

No me dejes, ni siquiera durante una hora, porque entonces las pequeñas gotas de angustia correrán juntas, el humo que vagabundea en busca de una casa va a la deriva en mí, ahogando mi corazón perdido.

Yo creía que la ruta pasaba por el hombre, y que de allí tenía que salir el destino.