Roberto Bolaño

País:

Nacimiento: 28-04-1953, Santiago de Chile, Chile

Fallecimiento: 15-07-2003 , Barcelona, España

♉ Tauro


Bolaño, célebre escritor chileno y afamado de la literatura contemporánea, nació en Chile en 1953. Vivió en su país natal hasta su juventud, donde se trasladó con su familia a Ciudad de México. Allá siguió sus estudios hasta que los dejó, por lo que no acabó secundaria ni acudió a la universidad. Por el contrario, se dedicó a leer y escribir todos los días, acudiendo a la biblioteca frecuentemente. En el 73 regresó a Chile para vivir la reforma de la Unidad Popular de Allende, pero se encontró al poco tiempo con el golpe de estado. Regresa a México una vez sale de Chile, y tras unos años en la capital mexicana decide moverse a Barcelona, donde le esperará su madre. Allá Bolaño empezará a tener numerosos trabajos de todo tipo, y acabará mudándose a la Costa Brava, ya dedicado por completo a la narrativa. Bolaño formó familia con una mujer y ambos tuvieron dos hijos, a los que dedica la mayoría de sus libros. Murió en 2003 debido a una insuficiencia hepática, mientras esperaba operarse para que le transplantaran un riñón. Fue creador junto a otros autores del infrarrealismo. Ha recibido numerosos premios y se le compara con la magnitud literaria de Borges o Cortázar.

Libros

Frases

¿Cómo reconocer una obra de arte? ¿Cómo separarla, aunque sólo sea un momento, de su aparato crítico, de sus exégetas, de sus incansables plagiarios, de sus ninguneadores, de su final destino de soledad? Es fácil. Hay que traducirla.

Hay suicidios que son obras maestras

La literatura se parece mucho a las peleas de los samuráis, pero un samurái no pelea contra otro samurái; pelea contra un monstruo. Generalmente sabe, además, que va a ser derrotado. Tiene el valor sabiendo previamente que va a ser derrotado, y salir a pe

Yo no creo en el exilio, sobre todo no creo en el exilio cuando esta palabra va junto a la palabra literatura

Todos tenemos algún antepasado imbécil. Todos, en algún momento de nuestras vidas, encontramos el rastro, las huellas vacilantes del más pelmazo de nuestros antepasados, y al mirar ese rostro huidizo nos damos cuenta, con estupor, con incredulidad, con ho

Déjenlo todo, nuevamente láncense a los caminos.

Hay momentos para recitar poesías y hay momentos para boxear

La libertad es como un número primo

Las metáforas son nuestra manera de perdernos en las apariencias o de quedarnos inmóviles en el mar de las apariencias

La soledad sí que es capaz de generar deseos que no se corresponden con el sentido común o con la realidad

Escribir un comentario

Comentarios: