Demian, un libro indispensable

Demian, un libro indispensable

Probablemente la mayoría de los lectores coincidirán conmigo en que ningún libro de Hesse es tan definitivo y esencial como El Lobo Estepario.

herman hesse fumando
Herman Hesse

Sin embargo, nada nos impide valorar como una gran e indispensable obra a Demian, escrita en 1919. Lo más insólito de hacer un comentario de esta obra en 2017, es comprobar que el libro es atemporal. Si bien algunas acciones podrían sustituirse por sus homólogas actuales, la esencia, las ideas del libro, son de carácter actual.

El libro

Demian cuenta la historia de un niño (Emil Sinclair, que representa al mismo Hesse) que, desde un notable hecho en su niñez, se ve abocado a descubrir, o re-descubrir el mundo que le rodea. Y así, a partir de un día en el que miente por primera vez y, por miedo a represalias, mantiene su mentira; comienza a entender que "el mundo de la luz o del Bien" que le ha rodeado desde su niñez no es el único, y que existe también "el mundo violento, sombrío, oscuro", pero intrigante y atrayente al fin y al cabo, que le va invitando poco a poco a la reflexión y el cuestionamiento de todas sus creencias.

De esta manera, a medida que aumenta su calvario, el joven Sinclair emprenderá un camino sin regreso hacia el autoconocimiento, el sentido de la existencia y el encuentro de su destino. De suma importancia es la aparición de Demian, un joven muchacho más mayor que él que detonará las dudas que ya habían surgido en Sinclair y que le guiará, mediante cuestionamientos,  reflexiones y hasta en el recuerdo,  el resto de su vida.

Sinclair nos cuenta el paso de la infancia a la madurez, desde los últimos años del colegio hasta la escuela secundaria. Su vida será solitaria, un ciclo continuo de dudas, cuestionamientos,  y búsqueda de su propia identidad. Conocerá el mundo materialista y se verá atraído hacia él hasta que se dará cuenta de la pobreza que conlleva vivir en la superficialidad y actuar en masa.

Desde una visión sumamente psicológica, Sinclair vivirá distintas etapas violentas y filosóficas que conformarán su proceso de maduración hasta que cumpla la mayoría de edad y sea llamado, contra su voluntad, a formar filas en La Gran Guerra.

Los personajes

Además del joven Sinclair, existen otros personajes en esta historia que serán claves en la lectura e interpretación.

Demian: Se puede considerar el protagonista al ser él el referente del narrador durante todo el libro. Demian podría ser incluso la parte adormecida de Sinclair que irá creciendo a medida que el joven vaya madurando. Sinclair lo considera un guía, un amigo, e incluso en algún momento puede interpretarse cierto tipo de amor entre ambos.

Tomará todas las creencias de Sinclair y les dará la vuelta re-interpretándolas de manera distinta, cosa que llevará al joven a un cuestionamiento continuo y al descubrimiento de un mundo de contrastes, de oposición y dualismo. De la misma manera, introducirá al narrador en la creencia de un Dios que aúne ambas caras de un mismo ser en un solo ente superior (Abraxas).

Representación de Abraxas
Abraxas (https://goo.gl/L8PJWw)

Pistorius: Será el único amigo de Sinclair durante su etapa en la escuela superior. Representará el gnosticismo que se respira en la novela e introducirá de lleno a Demian en la creencia en Abraxas.

Franz Kromer:  Aparecerá como el niño antagonista a Sinclair, representará el Mal, lo oscuro, el mundo violento y ausente de los valores religiosos.

Eva: La madre de Demián, se consagrará como el amor platónico de Sinclair, representará la belleza, la libertad y la consciencia elevada.

Crítica

A pesar de no ser mi libro preferido de Hesse, ha suscitado en mi los mismos replanteamientos que Sinclair se hace durante la historia, me ha invitado a reflexionar sobre la importancia de tener siempre la duda y la visión (auto)crítica ante una aparente verdad que nos rodea.

Es un libro para leer y ojear varias veces, conviene saborearlo tranquila y pausadamente, incluso anotando conceptos e ideas que pueden ser claves en nuestro proceso de autoconocimiento.

Demian no es un libro para entretener. Es un libro para aprender, para pensar, para valorar la lectura como uno de los únicos medios disponibles para lograr la consciencia total del individuo.


"Creo que una religión es tan buena como cualquier otra. No hay ninguna en la que no se pueda convertir uno en un sabio, y ninguna en la que no se pueda cometer el más estúpido fetichismo."

H. Hesse

Libros en este post

Autores en este post