30 frases de Libro del desasosiego, Fernando Pessoa

30 frases de Libro del desasosiego, Fernando Pessoa

¿Qué separa a un loco de un genio?

Pessoa es solamente el contenedor de cientos de almas unidas a cientos de nombres propios, contextos diferentes y distintos sentimientos que conforman un poliedro en forma de escritor, filósofo... y genio.

Intentar describir la prosa de Pessoa es algo que no haremos en este espacio, pues no podemos abarcarlo y lo sabemos con certeza. Con la misma certeza que nos hemos enfrentado a la duda continua que uno siente en lo más profundo de su ser mientras lee Libro del Desasosiego.

Tras su prematura muerte, Pessoa dejó atrás los distintos personajes que cohabitaban dentro de él, y un baúl que conformaba todo lo que este autor había sido en vida: más de 30.000 manuscritos desordenados y enmarañados, una fiel representación de sus mil caras.

Fueron 48 los años que se tardó en publicar Libro del Desasosiego, los mismos que vivió el autor. En parte porque esta obra maestra supone un conjunto de cientos de notas inacabadas, un compendio de vida, que se podría llamar anti-libro, que podría llamarse como el lector quiera.

Porque lo que duerme dentro de Libro del Desasosiego no es solo Bernado Soares, la voz que da vida a las historias, sino todo aquello que nos produzca o estremezca al leer sus páginas. Este libro pertenece, más que a nadie, al lector.

Para que se pueda comprender esta premisa, recogemos 30 frases de Libro del Desasosiego que te rascarán el alma. Vienen con el número de fragmento que le da el libro (edición de 2013, editorial Acantilado), para que se puedan encontrar más fácilmente en caso de que se quieran conocer en su contexto completo.

Frases del Libro del Desasosiego:

1. Pensamiento 406

Este es mi credo esta tarde. Mañana por la mañana ya no será este, porque mañana por la mañana yo seré ya otro. ¿Qué creyente seré mañana yo? No lo sé, porque sería preciso estar allí para saberlo. Ni el Dios eterno en que hoy creo lo sabrá mañana ni lo sabe hoy, porque hoy soy yo y mañana él quizás ya no haya existido nunca.

2. Pensamiento 2

Tengo que escoger entre lo que detesto- o el sueño, que mi inteligencia odia, o la acción, que a mi sensibilidad repugna, o la acción, para la que no nací, o el sueño, para el que no ha nacido nadie. Resulta que, como detesto ambos, no escojo ninguno; pero, como alguna vez tengo que soñar o actuar, mezclo una cosa con la otra.

3. Pensamiento 39

Es tan difícil describir lo que se siente cuando se siente realmente que se existe, y que el alma es una entidad real, que no sé cuáles son las palabras humanas con las que pueda describirlo. No sé si tengo fiebre, como es mi sentir, o si dejé de tener la fiebre de ser durmiente de la vida.

4. Pensamiento 46

¡Soy del tamaño de lo que veo! Qué gran poder mental va desde el pozo de las emociones profundas hasta las altas estrellas que en él se reflejan, y que así, en cierto modo, están allí. Por eso ahora, con conciencia de saber ver, contemplo la vasta metafísica objetiva de los cielos todos con una seguridad que me dan ganas de morir cantando "¡Soy del tamaño de lo que veo!". Y el vago resplandor de la luna, completamente mío, empieza confusamente a arruinar el azul medionegro del horizonte.

5. Pensamiento 26

Dar a cada emoción una personalidad, a cada estado del alma un alma.

6. Pensamiento 27

Todo es lo que somos, y todo será, para quienes nos sigan en la diversidad del tiempo, conforme nosotros intensamente lo hayamos imaginado, esto es, lo hayamos, con la imaginación metida en el cuerpo, verdaderamente sido. No creo que la historia sea otra cosa, en su inmenso panorama deslucido, que una sucesión de interpretaciones, un consenso confuso de testimonios descuidados. El novelista es todos nosotros, y narramos cuando vemos, porque ver es, como todo, complejo.

7. Pensamiento 42

Quien vive como yo no muere: se acaba, se marchita, se desvegeta. El sitio donde estuvo sigue sin él estar allí, la calle por donde caminaba sigue sin que él sea visto en ella, la casa que habitaba es habitada por no él. Es el todo, y lo llamamos la nada; pero ni siquiera esta tragedia de la negación podemos representar con aplausos, pues tampoco sabemos con certeza si es nada, vegetales de la verdad lo mismo que de la vida, polvo que igual está por dentro que por fuera de los cristales, nietos del Destino e hijastros del Dios, que se casó con la Noche Eterna cuando esta enviudó del Caos que nos procreó.

8. Pensamiento 43

Entonces, como si el viento tropezase con ellas, y fueran nubes, todas las ideas en las que hemos sentido la vida, todas las ambiciones y designios en los que hemos fundado la esperanza de su continuación, se rasgan, se abren, se apartan transformadas en cenizas de niebla, jirones de lo que no fue ni podía ser. Y por detrás de la derrota surge pura la soledad negra e implacable del cielo desierto y estrellado.

9. Pensamiento 53

Cuando, como una noche de tormenta a la que sigue el día, el cristianismo pasó sobre las almas, pudo verse el estrago que, invisiblemente, había causado; la ruina que causó sólo se vio cuando ya había pasado. Juzgaron unos que por su falta había aparecido esa ruina; pero su marcha sólo evidenció la ruina, no fue causante.

10. Pensamiento 200

Prefiero la derrota con el conocimiento, la belleza de las flores que la victoria en medio de los desiertos, llena de ceguera de la ceguera del alma a solas con su separa nulidad.

11. Examen de conciencia

Vivir la vida en sueño y en falso no deja de ser al fin y al cabo vivir la vida. Renunciar es actuar. Soñar es confesar la necesidad de vivir, sustituyendo la vida real por la vida irreal. Soñar es confesar la necesidad de vivir, sustituyendo la vida real por la vida irreal, y eso también es una confesión de la inalienabilidad de querer vivir.

12. Examen de conciencia II

Soy un puente entre dos misterios, sin saber cómo me construyeron...

13. FÓRMULA DEL BIEN SOÑAR EN LOS METAFÍSICOS

Lo que siento que soy, nunca sé si lo soy realmente, o si apenas creo que lo soy. Soy trozos de personajes de dramas míos.

14. MÁXIMAS

Amar es cansarse de estar solo: es pues una cobardía y una traición a nosotros mismos. (Importa soberanamente que no amemos).

15. MARCHA FÚNEBRE PARA EL REY LUIS II DE BAVIERA

Tu amor por las cosas soñadas es tu desprecio por las cosas vividas.

16. FÓRMULA DEL BIEN SOÑAR EN LOS METAFÍSICOS (II)

El esfuerzo es inútil, pero entretiene. El raciocinio es estéril, pero es divertido. Amar es agobiante, pero quizás sea preferible a no amar. El sueño, sin embargo, lo sustituye todo.

17. FÓRMULA DEL BIEN SOÑAR

- Aplázalo todo. Nunca debe hacerse hoy lo que puede hacerse también mañana. Ni siquiera es necesario hacer nada. Ni mañana ni hoy.

18. Pensamiento 247

La vida práctica siempre me pareció el menos cómodo de los suicidios. Actuar fue siempre para mí como la condena violenta del sueño injustamente condenado. Tener influencia sobre el mundo exterior, alterar cosas, traspasar seres, influir en las personas- todo eso me pareció siempre de una sustancia más nebulosa que la de mis propios devaneos.

19. LAGUNA DE LA POSESIÓN

Nada puede comprenderse, ni átomos ni almas. Por eso nada posee nada. Desde la verdad hasta un pañuelo- todo es imposible. La propiedad no es un robo: no es nada.

20. Pensamiento 53 (II)

Quedó entonces, en este mundo de almas, la ruina visible, la desgracia patente, sin las tinieblas que la cubriesen con su cariño falso. Las almas se vieron tal cual eran.

21. MÁXIMAS II

- Tener opiniones definidas y seguras, instintos, pasiones y carácter fijo y conocido- todo eso llega al horror de convertir nuestra alma en un conocimiento, de materializarla y hacerla exterior. Vivir en un dulce y fluido estado de desconocimiento de las cosas y de uno mismo es el único modo de vida que a un sabio conviene y entusiasma.

22. AMORES CRUELES

Serás quien yo quiera que seas. Haré de ti un ornamento de mi emoción, dispuesta donde yo quiero y como yo quiero, dentro de mí. Nada tienes que ver contigo. No eres nadie, porque no eres consciente, apenas vives.

23. Pensamiento 388

Transformar en algo puramente literario la receptividad de los sentidos, y convertir las emociones, cuando quizás tengan por inferior aparecer, en materia aparecida para con ella esculpir estatuas de palabras fluidas y refinadas.

24. CARTA PARA NO SER REMITIDA

Excuso su comparecencia ante mi idea de usted.

Su vida Eso no es mi amor, es tan sólo su vida

La amo como al ocaso y a la luz de la luna, con el deseo de que ese instante permanezca, pero sin que sea mío en él nada más que la sensación de haberla vivido.

25. Pensamiento 146

Algunos tienen en la vida un gran sueño y faltan a ese sueño. Otros no tienen en la vida sueño alguno, y a ese faltan también.

26. UNA CARTA

Se debe haber explicado a sí misma, sin sentirse satisfecha, que soy o un tímido especial y original, o alguna especie de alguna cosa emparentada con el estar loco.

27. FÓRMULA DEL BIEN SOÑAR (II)

Vive tu vida. No seas vivido por ella. En la verdad y en el error, en el gozo y en el malestar, sé tu propio ser

28. Pensamiento 54

El mal romántico es este: es querer la luna como si hubiera alguna manera de obtenerla. No se puede comer un bollo sin perderlo

29. Pensamiento 406 (II)

No existe felicidad si no es con conocimiento. Pero el conocimiento de la felicidad es infeliz; porque conocerse feliz es conocerse pensando a través de la felicidad y teniendo enseguida que dejarla atrás. Conocer es matar, tanto en la felicidad como en todo lo demás. No conocer, sin embargo, es no existir.

30. Pensamiento 58

Creo, pues, que no hay error humano, ni literario, en atribuir alma a las cosas que llamamos inanimadas.Ser una cosa es ser objeto de atribución. Puede ser falso decir que un árbol siente, que un río "corre", que un ocaso es triste o que un mar sereno (azul por el cielo que no tiene) es sonriente (por el sol que está fuera de él). Pero error igual es atribuir belleza a cualquier cosa. Error igual es atribuir color, forma, quizás incluso ver, a cualquier cosa. Este mar es agua salada. Este ocaso es comenzar a faltar la luz del sol en esta latitud y longitud. Este niño, que juega delante de mi, es un montón intelectual de células- más aún, es una relojería de movimiento subatómicos, extraño conglomerado eléctrico de millones de sistemas solares en miniatura mínima.

Pensamiento 412

Y este libro es un gemido. Después de rematado, ya el Só no será el libro más triste escrito en Portugal.

Libros en este post

Autores en este post