10 libros que marcaron la juventud de los chilenos

10 libros que marcaron la juventud de los chilenos

Los libros chilenos que leímos en nuestra juventud

Una de las etapas más importantes de nuestra vida para conocer y enamorarnos de la lectura es la etapa del colegio.

Es en este momento cuando los/as docentes de lenguaje nos introducen en el mundo de la literatura a través de obras clásicas que forman parte de la enseñanza de lenguaje propia de esta edad.

En Chile esto no es una excepción, y como en otros países, todos nuestros profes de castellano nos presentaron una serie de clásicos literarios que cualquier chileno nacido entre los 70 y los 2000 habrá leído (o tuvo que leer aunque no lo hiciera).

Acá les dejamos 10 ejemplos de estas obras imperdibles, pues todos conforman esa literatura chilena ya clásica que forma parte de nuestro aprendizaje de la lengua, nuestro primer contacto con las novelas no infantiles, y un acercamiento valiosísimo hacia nuestro propio país, su cultura, su gente y el contexto histórico que lo ha traído hoy hasta aquí.

Los libros más leídos por todos los chilenos en su juventud son:

Palomita Blanca

Este libro escrito por Enrique Lafourcade fue la novela más vendida en la historia de la literatura chilena (con más de 10 millones de ejemplares vendidos).

La historia trata de una joven chilena que cuenta, a través de un enamoramiento por un joven de familia rica, cómo comienza su juventud enfrentándose a temas como el sexo, las drogas, la religión o la diferencia de clases.

El libro está ambientado en el Chile de principios de los '70, lo que permitirá al lector conocer el contexto de la juventud chilena de la época del Frente Popular.

(Fragmento de la película basada en la novela Palomita Blanca)

El último grumete de la Baquedano

"Con sólo quince años, Alejandro Silva se embarca de polizonte en la Baquedano, buque escuela de la Marina. Su propósito es encontrar a su hermano, quien hace años se fue de casa. Este libro es un clásico de la aventura juvenil, pero también un lúcido recorrido de iniciación, donde el mar funciona como imagen de un niño que se convierte en hombre."

Este libro fue escrito por Francisco Coloane en 1941. Todo un clásico juvenil chileno que narra de manera precisa y bella el desarrollo emocional del protagonista principal a medida que la historia va aconteciendo. No se trata de otro libro de aventuras.

Adiós al séptimo de línea

Este libro está "detalladamente basado en hechos históricos, aunque mezcla hechos y personajes ficticios. En el contexto de la Guerra del Pacífico, distintos regimientos y miles de personajes van dando forma, a través de sus aventuras y desventuras, a uno de los períodos que forjaron el espíritu nacional."

"Para escribir esta obra, Inostrosa no solo leyó cuanto se había escrito sobre la Guerra del Pacífico, sino que viajó a los lugares donde se desarrolló, entrevistó a algunos de sus sobrevivientes, reunió mapas y fotos, consultó archivos e intercambió conocimientos con militares y marinos estudiosos de aquel conflicto."

La novela fue escrita en 1955 y está compuesta por cinco tomos, su popularidad fue fruto de la excelente documentación histórica y el ritmo de la narración, intrigante y atrayente.

Martin Rivas

Blest Gana
Alberto Blest Gana (1830-1920)

Martin Rivas está considera la primera novela escrita de Chile. Escrito y publicado en 1862, este libro narra la vida de un joven norteño que queda en bancarrota y a quien acoge una familia pudiente de la capital debido a un agradecimiento a su padre fallecido.

Esta historia está ambientada en el Santiago de 1850 y describe de una manera brillante y entretenida la sociedad chilena marcada por las ideas políticas que llegan del exterior y las diferencias de clases (muy bien presentadas a través de los personajes.

Su autor, Alberto Blest Gana, es el novelista más importante del realismo hispanoamericano del siglo XIX. Un decenio antes de que el maestro del realismo en España, Pérez Galdós, comenzara su genial ciclo narrativo, aparecía "Martín Rivas".

Esta obra recogía la herencia francesa de Balzac y Zola, pero fue utilizada con originalidad y juicio personal para dejar paso a la sociedad, la historia y las costumbres chilenas."

Papelucho

El pequeño chileno cuyas historias han sido más leídas que las de cualquier otro niño. Este personaje creado por Marcela Paz (1947), es el protagonista de la serie de libros infantiles más famosa del país.

Papelucho es un niño de 8 años que cuenta sus aventuras en un diario, la mayoría de las cuales ocurren en su propia cabeza debido a una imaginación. Lejos de moralismos y vidas perfectos, una de las principales características de estas bellas historias es que la escritura responde en ocasiones a la de un niño, con faltas de ortografía.

Marcela Paz nació en 1092 en el seno de una familia acomododa, por lo que sus institutrices fueron las protagonistas de su educación, pues nunca asistió a la escuela. Un hecho que la llevó a no tener demasiados amigos de su edad y ser una niña más bien solitaria.

La casa de los espíritus

Considerado el mejor libro de la famosísima Isabel Allende, esta novela cuenta la historia familiar de los Trueba, a través de generaciones que conviven en el espacio tiempo del período pos-colonial de Chile, donde los problemas políticos y sociales serán el telón de fondo de esta historia familiar.

La casa de los espíritus fue escrita en 1982 y constituyó no solamente la primera novela de la escritora, sino también la obra que la lanzó a la fama internacionalmente.

A día de hoy, este libro sigue siendo un referente de la cultura y historia chilenas. Si no lo has leído, no te lo puedes perder.

Dónde estás Constanza

Libro Dónde estás Constanza
Dónde estás Constanza

Otro clásico juvenil imperdible para cualquier chileno. Un libro de José Luis Rosasco Zagal (Ñuñoa, Santiago, 1935) que fue editado decenas de veces desde que fuera escrito y supone una de las obras obligatorias por excelencia para los colegiales chilenos.

La novela cuenta la historia del primer amor, protagonizado por dos jóvenes de clases sociales distintas. Puedes leer el libro en este enlace.

La amortajada

Esta novela corta de la escritora Maria Luisa Bombal cuenta la historia de Ana María, una mujer que muere a causa de un infarto. Tras ser depositada en el ataúd y, a medida que se van acercando hasta su cuerpo sus familiares y amigos, la protagonista comienza a recordar pasajes relacionados con cada una de esas personas.

Así, Ana María consigue reconstruir algunas vivencias con su amiga Zoila (una señora ya mayor que la vio nacer, la crió y la cuidó durante toda su vida), otras basadas en experiencias compartidas junto a su esposo Antonio, sus hijos Alberto, Fred y Anita, su amante y confidente Fernando, su primer amor y hasta con su padre y su hermana Alicia.

Esta novela fue escrita en 1938, pero como el resto de los libros de este artículo, continua en las aulas de Chile como lectura obligatoria.

Sub Terra, cuentos mineros de Chile

Baldomero Lillo escribió en 1904 este libro compuesto por varios cuentos que narran la vida dentro de las galerías escondidas bajo tierra en la mina de carbón de un pueblo llamado Lota, en el Sur de Chile.

Así, el autor hará al lector partícipe de la explotación a la que debieron vivir los mineros chilenos.

Este libro es todo un referente cuando se habla de las minas de carbón en este país, y a pesar de que el autor modificó y agregó algunos cuentos en la segunda edición que llegó años más tarde, se siguen publicando tantos los cuentos originales como los modificados.

Más de cien años más tarde esta obra sigue siendo un referente en el tema gracias a la calidad de la prosa con la que está escrita la fiel representación de la minería en Chile.

Niños obreros chilenos en una mina de carbón

Gracia y el forastero

Esta novela fue publicada por la editorial Zig-Zag en 1964. Es otra obra literatura clásica de Chile, y lectura obligatoria para muchos jóvenes de octavo de diversos colegios del país.

El libro, del autor Guillermo Blanco, cuenta la historia en primera persona de un niño, Gabriel, fruto de un amor trágico entre su madre, Gracia, quien muere embarazada de éste; y su padre Gabriel, un joven forastero de origen humilde.

Ambos se enamoran a pesar de la barrera socioeconómica que les separa, contra la opinión del padre de ésta, quien se muestra en desacuerdo con el romance.

Finalmente el libro tiene un final controvertido, algo que sin duda enfrenta a los lectores respecto a su buena o mala acogida. Lo que sí les unirá es la indudable capacidad del escritor para crear una prosa tan sencilla y compleja a la vez.

Bonus track: otros libros clásicos chilenos no tan clásicos

  • Mala Onda, La novela de Alberto Fuguet sobre un adolescente santiaguino

  • De Luis Sepulveda, Un viejo que leía novelas de amor